Diagnóstico del Cancer

Cáncer es el nombre dado a un gran grupo de enfermedades, que poseen una característica común: células con un crecimiento fuera de control.

Información a los Pacientes
GUÍA GENERAL SOBRE EL CÁNCER

¿QUÉ ES CÁNCER?

Cáncer es el nombre dado a un gran grupo de enfermedades, con una característica en común: células con un crecimiento fuera de control. Normalmente, las células que componen nuestro organismo desarrollan un ciclo de vida predecible -las células viejas mueren, dando paso a nuevas células que las reemplazan. Ocasionalmente, este proceso se interrumpe y las células comienzan un crecimiento desproporcionado y fuera de control, culminando en un tumor.

Se habla de un tumor benigno o no canceroso, cuando éste no se propaga o hace metástasis a otras partes del cuerpo. Por el contrario, un tumor maligno puede regarse por todo el cuerpo y es considerado canceroso. Cuando células malignas se desprenden del tumor primario y se fijan en otras partes del organismo, el tumor que resulta es llamado metástasis o tumor secundario.

Existen varios tipos principales de cáncer, según sea su localización:

Carcinomas, los cuales se forman en las células de la piel que cubre todo el organismo
Sarcomas, que se desarrollan en los huesos, músculos, tejidos fibrosos y algunos órganos
Leucemias, que se originan en los glóbulos blancos de la sangre y médula ósea
Linfomas, que se generan en las células linfáticas de la sangre, bazo y nodos linfáticos
El cáncer puede tomar años antes de desarrollarse, usualmente comenzando con algún tipo de rompimiento en el DNA de una célula (el código genético que dirige la vida de las células). Este desorden puede ser causado por diversas razones, tales como la dieta, tabaco, exposición al sol o incluso ciertos químicos. Algunas células primero entran en una fase pre-cancerosa conocida como displasia. Otras entran a una condición de carcinoma in situ, en el cual las células cancerígenas se restringen a un espacio microscópico y no representan una amenaza. Eventualmente, y a menos de que el sistema inmunológico del cuerpo contrarreste el crecimiento anormal, se desarrollará un tumor. Puede tomar tanto como 30 años para que un tumor crezca lo suficiente como para producir síntomas clínicos.

Cualquiera puede sufrir de cáncer, inclusive niños, pero es más común en personas sobre los 50 años de edad.

Cuando el diagnóstico es Cáncer

Aunque muchas personas todavía piensan que un diagnóstico de cáncer es equivalente a una sentencia de muerte, hoy en día se sabe que gracias a los avances en la medicina, el pronóstico es mucho más esperanzador. El cáncer es sin duda una enfermedad muy seria y en muchos casos mortal, pero hay excelentes razones para ser optimistas. En esta última década, producto de la investigación, se han desarrollado nuevos tratamientos, más efectivos y con menores efectos secundarios. Como resultado, más de la mitad de los pacientes tratados superan la enfermedad y otro tanto, extiende su vida por muchos años, con adecuados niveles de calidad.

Sin embargo, por la misma naturaleza de la enfermedad, el cáncer es generalmente tratado agresivamente y los pacientes deben tomar decisiones importantes en momentos difíciles. A continuación, incluimos algunos consejos que pudieran ayudar:

Considere una segunda opinión

Incredulidad y estados de “Shock” son comunes entre las reacciones iniciales que surgen cuando se diagnostica cáncer, es por ello aconsejable consultar una segunda opinión para confirmar el diagnóstico, además es siempre oportuno verificar el plan de tratamiento recomendado.

Su médico de confianza es la persona más adecuada para recomendar un buen oncólogo que provea una segunda opinión.

Nuestro enfoque

Cáncer es un término increíblemente amplio que engloba más de 100 tipos diversos de enfermedades. Un tumor puede desarrollarse en casi cualquier tejido del cuerpo y, por extraño que parezca, difícilmente existen dos tumores iguales. Esto significa que aún en los casos de pacientes con el mismo diagnóstico, lo más probable es que el tratamiento recomendado no sea igual. Las terapias contra el cáncer normalmente son ajustadas de acuerdo a la edad del paciente, su historia médica y el desarrollo o etapa de su caso particular.

En nuestra Unidad, adoptamos un enfoque multidisciplinario, lo que significa que su caso es estudiado en conjunto por una junta médica que incluye un equipo de radioterapéutas oncólogos, físicos médicos y radiocirujanos, que garantizan que usted reciba el mejor cuidado y tratamiento posible de manos de un grupo médico con una larga experiencia en tratamientos oncológicos.

¿Qué involucra el tratamiento contra el cáncer?

Es una falsa creencia que los tratamientos oncológicos envuelven largos y dolorosos períodos de hospitalización. Por el contrario, la mayoría de las terapias son ahora administradas de manera ambulatoria, lo que permite a los pacientes restablecer su vida habitual más rápidamente. Algunos efectos secundarios como náuseas, pérdida del cabello y cansancio, son todavía comunes, pero sólo son temporales. Hoy la calidad de vida del paciente es extremadamente importante en el tratamiento.

El aspecto emocional*

Estudios recientes sugieren que los pacientes que están mejor informados sobre su enfermedad y opciones de tratamiento tienden a obtener mejores resultados y menores efectos secundarios, comparados con aquellos pacientes que sólo siguen “instrucciones del médico”. En cualquier caso, un enfoque psicológico positivo es siempre un buen acompañante en el tratamiento y pareciera que al estar informado, el paciente siente que tiene un cierto grado de control sobre su enfermedad.

*Fuente: Página Web Memorial Sloan-Kettering Cancer Center

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?